Google Rebotando de una cosa a otra: 2017
Rebotando de una cosa a otra

Literatura, cine, cómics, televisión, música, amigurumis, anime, antropología barata, opiniones y todo lo que se me ocurra.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Reseña literaria: Agua salada -Charles Simmons, ed. Errata Naturae-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Los que sois habituales ya sabéis, o deberíais, que siento especial debilidad por las historias iniciáticas en las que niños o adolescentes descubren el mundo de los adultos, cambiando así su vida de manera irreversible. Por eso, cuando mi santo cogió en la biblioteca Agua salada me llamó mucho la atención, tanto que pase de ojearlo a leerlo entero mientras aún estábamos allí.

Eso no es leer, es devorar un libro.

Y ya te digo yo que pocas veces hago eso.

agua-salada-charles-simmons
Sinopsis
Verano de 1963, el quinceañero Michael esta pasando las vacaciones estivales en la casa familiar en la playa, pero este año es distinto, porque la casa de invitados la han alquilado a la sra. Mertz y su hija Zina, las cuales llaman su atención por su estilo de vida cosmopolita, pero sobretodo por la inteligente Zina, totalmente distinta a todas las chicas que ha conocido y de la que se enamora pese a que es cinco años mayor que él.

Opinión
La verdad es que no conocía de nada la obra de Charles Simmons, pero reconozco que tenía ganas de leer algo de errata naturae, su selección de textos me parece muy interesante, y por ello, como os he contado antes, cuando mi santo cogió este libro y vi que era de esta editorial y que la historia era un coming on age -en inglés, que queda como más moderno- empecé a ojearlo y de ahí a leerlo entero durante la tarde que estuvimos en la biblioteca.

Y la verdad es que fue una suerte que mi santo lo cogiera, porque se ha convertido en una de mis mejores lecturas de un año que no solo esta siendo bastante prolífico, sino que además he tenido la suerte de encontrarme con libros de mucho nivel.

La frase con la que arranca el libro, y la sinopsis oficial de la editorial, es En el verano de 1963 yo me enamoré y mi padre se ahogó, que resume muy bien lo que nos va a contar Simmons, una historia iniciática, que gira sobre el amor en todas sus vertientes, pero también sobre la muerte, real y metafórica, y el cambio generacional. Todo ello con el verano como marco perfecto para el tránsito entre la adolescencia y la madurez gracias a esos días interminables, el mar y el sol, que convierten este momento del año en una especie de ensoñación, de paréntesis del mundo real.

El motor de la historia es el enamoramiento por parte del quinceañero Michael de la veinteañera Zina, una chica inteligente, que ha visto mundo, que sabe crear misterio sobre su persona y ser, al mismo tiempo, cercana y cariñosa. En resumen, una chica magnética y atractiva más allá de su físico, que provoca en Michael su despertar emocional, sexual y personal, iniciando así el proceso de perdida de la inocencia y despertar al mundo de los adultos que el mismo nos cuenta desde su madurez. Pero el libro es mucho más que un primer amor, también habla sobre el amor entre padre e hijo, Michael admira la figura de su padre, un hombre atractivo, seductor, seguro de si mismo y exitoso vendedor de seguros, el amor en el seno de la familia, que no siempre resulta ser lo suficientemente fuerte o sano para todos los integrantes de la misma, la amistad -que podemos entender como otra forma de amor, ¿no?- representada con el amigo de Michael, el amor sexual -los ligues del amigo de Michael o la atracción física que el protagonista siente por Zina, entre otras cosas que no te voy a contar para no destriparte el libro- y el amor no correspondido. En este aspecto Agua salada no solo es un compendio de los distintos tipos de amor, sino que logra un terremoto emocional que hace tambalear las creencias de todos los personajes de la novela.

Uno de los detalles que más me han gustado del libro es como une el despertar a la madurez y a la realidad con la vida familiar. La familia de Michael es la típica y tópica: el padre que va a trabajar, la madre que trabaja como ama de casa y el hijo cuya función principal es estudiar y aprender. Bajo la idealizada imagen que el propio Michael tiene de su familia se esconde un padre ausente que da más importancia a su trabajo que a la familia -ni en la época estival deja de ir a la oficina- y una esposa insatisfecha con su vida, siempre insegura y temerosa de que su a marido la esté engañando porque no se siente a su altura. Es gracias a la contraposición de la forma de entender la vida de la familia del protagonista y de las Mertz, Zina y su madre, que Michael empieza ver más allá que antes. La libertad con la que viven las Mertz, su atractivo y ese aire cosmopolita e intelectual que desprenden son un revulsivo para Michael y su familia. Mientras que la madre del protagonista vive por y para su familia, con todas las crisis emocionales que le provoca su relación con su marido y que su hijo no la valore, la madre de Zina disfruta de su vida, explotando su sensualidad y atractivo, viviendo su libertad sin nadie que le diga que tiene o no tiene que hacer, al igual que Zina, que, como ya he dicho, es alguien con un magnetismo fuera de lo común, especialmente a ojos de Michael. Que en su evolución nuestro protagonista vaya perdiendo apego por su padre y se sienta cada vez más cercano a su madre no es casualidad, Michael empieza a ver más allá de la idealización de la figura de su padre, viéndolo por fin como un  ser humano con sus virtudes y defectos y empieza a empatizar con su madre, es parte de su camino hacia la maduración, por fin es capaz de ver el dolor del otro y ponerse en su lugar.

Y el final, ¡EL FINAL! las últimas páginas del libro son un terremoto que remueve los cimientos de todos y cada uno de los personajes. La tensión que se crea, el desbordamiento de sentimientos tan fuertes como el amor, el deseo, el odio o la venganza y el desenlace último y final es tan fuerte que incluso te deja exhausto como lector.

En fin...
Agua salada es un libro maravilloso con un estilo sencillo y directo que logra describir la intensidad del amor, la madurez y el fin de la inocencia. El regusto que queda tras su desenlace es amargo por el dolor que transmite, pero pese a ello es una lectura muy recomendable.

Recomendada a: quien busque una historia que le remueva por dentro.

Lo peor: pensar que no es más que un compendio de todos los tópicos de las historias estivales de iniciación y no darle una oportunidad.

Lo mejor: su capacidad para remover los cimientos de la estructura familiar clásica y de la adolescencia.

martes, 7 de noviembre de 2017

Reseña literaria: Huracán en Jamaica -Richard Hughes, Alba Editorial-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Desde siempre me han fascinado las historias de "niños malrolleros", esas que exploran la crueldad que nace de la inocencia y la mala baba de la infancia, porque, aceptémoslo, por mucho que Rousseau afirme que los niños son buenos por naturaleza, solo nos hace falta observarles un ratito para ver que en su candidez también hay maldad... aunque ellos mismos no sean capaces de darse cuenta, lo cual es aún peor. Por eso tenía ganas de leer Huracán en Jamaica, que explora ese lado oscuro que los más pequeños y que tanto ha influenciado a la literatura y al cine.

huracan-en-jamaica-richard-hughes
Sinopsis
Jamaica, mediados del s. XIX,  tras un fuerte huracán los Bas-Thornton deciden enviar a sus cinco hijos a Inglaterra para que reciban una buena educación, en el momento de embarcar coinciden con los dos hijos de la familia criolla Fernández, que también parten con el mismo objetivo. Para los niños la vida en Jamaica ha sido como estar en un paraíso, pero el viaje en barco promete nuevas aventuras. Durante el trayecto el barco de los niños es abordado por unos piratas que terminan por secuestrarlos "accidentalmente", iniciándose así una convivencia sorprendente, en la que tanto los niños como los piratas descubren que los otros no son lo que parecen.

Opinión
De haber leído este libro en mi infancia o en mis primeros años de adolescencia seguramente me hubiera parecido una gran aventura iniciática, con mucho sense of wonder, personajes muy bien perfilados y un retrato de la vida en el mar y los últimos años de la piratería un tanto romántico y decadente.

Sin embargo, habiendo leído ahora este libro, me doy cuenta que no hay nada épico ni aventurero en esta triste historia, pese al evidente buen humor -en ocasiones negrísimo- con que el narrador hace su trabajo, llena de una melancolía que solo los relatos sobre el fin de una época son capaces de contener.

Precisamente "el fin", casi como concepto en si mismo, es uno de los grandes protagonistas del relato. La introducción en la que el narrador habla sobre la caída en desgracia de las familias colonialistas no es gratuito, sino que marca ese tono melancólico y decadente que también podemos ver en el retrato que hace de la vida pirata, un estilo de vida moribundo por culpa de unas leyes más estrictas y la aparición de los barcos de vapor. Olvídate de ese barniz glamouroso, terrorífico y chispeante al que estamos acostumbrados de los relatos de corsarios, aquí se les humaniza al extremo, mostrándolos con todo su declive como unos pobres bribones que tratan de sobrevivir dando golpes sin llamar demasiado la atención, atemorizados como están de las autoridades y los barcos de vapor. El modo, casi bondadoso en la mayoría de las ocasiones, en la que tratan a los niños, como si fuesen unos invitados o unas mascotas más que unos rehenes involuntarios, el ingenio con el que organizan sus asaltos para evitar la violencia y, así, pasar más desapercibidos, las dificultades para sacar beneficios de sus botines o el estado del barco casi resulta más ridículo que intrépido.

El otro gran tema del libro es la infancia, el narrador nos mete en la cabeza de los niños, especialmente en la de Emily, mostrándonos su proceso de adaptación y maduración. Richard Hughes presenta a los niños como unos seres que aún no han sido educados -o domados, como prefieras- por la sociedad, y, por lo tanto, peligrosos por su falta de principios, su egocentrismo y su incapacidad para distinguir entre el bien y el mal. Gracias a esa inocencia son capaces de adaptarse a las circunstancias más difíciles, manipular a los adultos y vivir experiencias horribles casi como si fueran juegos que quieren volver a repetir. De hecho, los niños son más violentos que los propios piratas y tan solo Emily y Margaret, que son las mayores, son capaces de entrever la situación en la que se encuentran, aunque por estar en un limbo entre la niñez y la adolescencia siguen comportándose con esa inocencia, en su caso, además, sexualizada por su desarrollo físico, que resulta tan perturbadora para los adultos.

En fin...
Huracán en Jamaica es una lectura fantástica, una historia oscurísima contada con unos golpes de humor que sorprenden y que nos regala un inquietante retrato de la infancia. La verdad es que no entiendo como un libro tan bien escrito, que disecciona de un modo tan preciso a sus personajes y que logra transmitir la sensación del fin de una era puede haber caído en cierto olvido colectivo. Sin duda una joya a descubrir.

Recomendado a: quienes sepan que los niños no son trigo limpio.

Lo peor: tarda un poco en arrancar.

Lo mejor: los personajes. TODOS.

domingo, 29 de octubre de 2017

Los animes que voy a ver de la temporada de otoño de 2017

Más de mis cutrereseñas, en este caso de mangas (y derivados) y animes. Preparaos para una orgía de violencia súper gore, tetas saltarinas y ojos enormes... ¡Que no! Lo que intentaré es demostraros que hay algo más tras esos tópicos.

¡Cuanto tiempo sin hablar de mangas y animes en el blog! Esta vez os traigo las series que voy a intentar ver de esta temporada... y digo intentar porque normalmente me cuesta la vida seguirlas y acabo viéndolas a mi ritmo.

Por cierto, voy a intentar comentar las series capítulo a capítulo en unos álbumes que crearé para cada una de ellas en la página de facebook. Junto a la descripción de cada serie os dejaré también un enlace directo a su álbum, a ver si te animas a verla y la comentamos juntos ;)

Sin más preámbulos empiezo:

Kino no tabi: The beautiful world - The animated series

kino-no-tabi-the-beautiful-world-the-animated-series


No te imaginas la ilusión que me ha hecho que hayan devuelto a la vida a esta serie. Kino no tabi: The beautiful world - The animated series es un remake de un anime del 2003 que adaptaba una saga de novelas ligeras con el mismo nombre protagonizadas por Kino, una misteriosa chica que viaja de ciudad en ciudad junto a Hermes, una moto que habla. La protagonista tiene dos reglas que cumple en sus viajes:

  1. Solo se queda tres días en cada ciudad que visita.
  2. No interviene en los asuntos de la ciudad, manteniéndose neutral.
Kino no tabi es un journey, un género que a mi siempre me ha gustado y que básicamente consiste en mostrarnos al protagonista a lo largo de un viaje, llegando en cada capítulo a un lugar distinto donde conocerá a diferentes personas y madurará gracias a las experiencias vividas. En este caso la cosa va más allá, porque lo que se pretende es que el espectador extraiga una lección moral a partir de los hechos de los que Kino es testigo. Sin abandonar cierto sense of wonder, la serie deja a un lado la aventura en favor de un tono más introspectivo y reflexivo.

Supongo que pasará como son la serie del 2003 y pasará algo desapercibida, pero su premisa es muy interesante.


Mahoutsukai no Yome: Hoshi Matsu Hito



mahoutsukai-no-yome-hoshi-matsu-hito

Si estas puesto en el tema anime seguro que piensas que me he equivocado, pero no, antes de ver Mahoutsukai no Yome, también conocida como The Ancient Magu's Bride gracias a la edición del manga por Norma Editorial en España, he decidido ver la OVA de tres capítulos. Igual la idea es una tontería porque lo más seguro es que cuente una historia que no tenga un peso directo en la serie, pero como no he leído el manga he decidido empezar por aquí.

La historia de esta miniserie gira alrededor de Chise, una adolescente con capacidades mágicas termina como aprendid del mago Elias, que tiene cabeza por calavera de vaca -o algo así-, y, tras encontrar un libro que le recuerda su infancia, le cuenta al mago y a sus nuevos amigos como fue su vida antes de conocerlos.

La serie tiene pinta de ser una de esas historias tiernoras -aunque muuuuuuuuy previsible- que me gustan.

Cuando empiece con la serie os pasaré el enlace a su correspondiente álbum por mis perfiles en redes sociales -a los que puedes acceder haciendo click a esos iconos tan chulos que puedes ver en la columna-, así que si te apetece comentarla conmigo estate atento.

Last Hero Inuyashiki



Sin duda una de las series más esperadas y que más expectativas ha levantado al adaptar la nueva obra homónima de Hiroya Oku, autor de otro manga hiper famoso llamado Gantz, una de las obras cumbres de la ciencia ficción japonesa de los últimos años.

La historia gira alrededor de Ichiro Inyashiki, un señor de 58 años pero que por culpa del desgaste en su trabajo y a lo poco que le valora su familia parece mucho mayor de lo que es. Encima le han diagnosticado un cáncer, quedándole tan solo tres meses de vida. ¿Podría ser peor? Sí, siempre puede ser peor, porque una noche muere atropellado por una nave espacial que se estrella contra la Tierra -¿a que esto no te lo esperabas?-, por lo que los ocupantes de la misma le devuelven a la vida con lo único que tienen a mano: armas. Así pues el pobre Inuyashiki descubre que se ha transformado en un arma andante y debe decidir que hacer con su vida.

Por el momento el primer capítulo me ha gustado mucho, se mueve entre el costumbrismo y la ciencia ficción, logrando darle una gran humanidad a Inuyashiki-


Hay otras tres series que me interesan bastante, así que si al final me decido a verlas también le haré una segunda parte a este post.


¿Quieres comentar conmigo estos animes? Pues dale al texto resaltado en negrita para ir a su respectivo álbum
¿Quieres recomendarme alguna otra serie de esta temporada? ¡Hazlo! Posiblemente le daré una oportunidad en un futuro cercano.
Cuéntame, ¿ves animes? ¿qué series vas a seguir esta temporada?

miércoles, 25 de octubre de 2017

Reseña literaria: El último libro de Emma Olsen -Berta Dávila, ed. Mar Maior-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

¡Que se me acaba octubre y aún no he reseñado ningún libro escrito por una mujer! Si el blog estuviera más en forma habría reseñado ya un par de libros para hablaros de algunas de las autoras que suelo leer o que he descubierto recientemente, como Amélie Nothomb, Banana Yoshimoto, Shirley Jackson, Patricia Highsmith, Diana Wyne Jones... pero al final decidí releerme un libro que hace unos meses se convirtió en una de mis grandes lecturas de este año.

Así pues, os presento a Berta Dávila con El último libro de Emma Olsen.

el-ultimo-libro-de-emma-olsen-berta-davila
Sinopsis
Antes de morir por culpa de un cancer terminal a sus casi cuarenta años, Emma Olsen, una escritora con una carrera fulgurante y un premio Pulitzer a sus espaldas, vuelve a Faith, su pueblo natal, para escribir su último libro, uno en el que contará una parte de sí misma que pocos conocen y que necesita poner en papel en un acto catártico que le permitirá, por fin, estar en paz consigo misma.

Opinión
Descubrí este libro gracias al sorteo de Libros Prohibidos en el que gané las cuatro últimas obras ganadoras del Premio Guillermo de Baskerville -este libro lo obtuvo en el 2015-y  me quedé fascinado con su premisa. Si eres una visita habitual del blog ya sabes que a mí el rollo metaficcional me gusta más que a un niño un caramelo, pero más allá de eso este pequeño libro desprende tanta sabiduría, tanta madurez, tanta sensibilidad -de la buena, de la que no busca la lágrima fácil- que es imposible no enamorarse de la historia que cuenta.

En El último libro de Emma Olsen, Berta Dávila se pone en la piel de la susodicha Emma Olsen y nos trae una falsa biografía, el último libro que Olsen escribe mientras un cáncer terminal está acabando con ella, una confesión -unas "memorias urgentes", como dice el falso editor, que es lo que leemos como lectores- que busca expiar la culpa que la reconcome para tratar de perdonarse a sí misma. En este aspecto el estilo adoptado por Dávila en este juego metaficcional es muy inteligente, logra que el libro realmente parezca una traducción de una obra anglosajona gracias a la introducción del editor de Olsen, a las notas a pie de página que hacen referencias tanto a otras obras de la falsa escritora como a diversos momentos de su vida e incluso con algún juego de palabras que en caso de ser una auténtica traducción del inglés sería imposible de trasladar al castellano. El estilo narrativo, austero y directo pero poético, puede recordar a otras obras americanas, personalmente me vino a la mente Olive Kitteridge de Elizabeth Strout y Las vírgenes suicidas de Jeffrey Eugenides. Logra cierto realismo sucio, sin regodearse en lo sórdido, al hacer hincapié en la vida intima de los habitantes de Faith, mostrándonos que en una ciudad pequeña y provinciana como esa, donde todo el mundo se conoce, no hay sitio para los secretos, provocando que el lado feo de la vida de cada uno esté expuesto, atrapando a la gente que vive allí y al lector en una atmósfera asfixiante. Faith es una ciudad que te expulsa pero al mismo tiempo te retiene, convirtiendo a sus habitantes en una masa compacta en la que nadie sobresale ni puede prosperar. Faith es un personaje más, un personaje tremendamente poderoso y atrayente.

Y el mayor sueño de Emma Olsen es huir de Faith. Esa es una de las razones por lo que la muerte casi es la coprotagonista de la historia. La muerte es una constantemente a lo largo del relato -la enfermedad que está a punto de llevarse por delante a Olsen, el fallecimiento de varios de los habitantes de la ciudad a lo largo del relato, la lista de maneras de morir como modo de huir definitivamente de Faith, etc.- pero se aborda sin sensiblerías ni tópicos. La muerte es una manera de huir, pero también una inflexión, una llamada a la acción y al autodescubrimiento lejos del juego de espejos que es la vida de Olsen y Clarissa. Pero la muerte también genera la culpa, que es otro de los grandes temas que se tocan en esta obra, y la culpa es algo untoso, se pega a la piel y dificulta esa otra huida, esa en la que se elige vivir, porque no permite olvidar.

La culpa está presente desde la primera página y termina por ser el mcguffin que articula el relato. Como ya he dicho, El último libro de Emma Olsen es una búsqueda del perdón y la autoliberación. Hay un misterio, un secreto -derivado de ese sentimiento de culpa- cuya futura revelación crea una tensión que crece capítulo a capítulo. Dávila es capaz de desviarse de la historia principal, contándonos parte de la vida de otros habitantes de Faith o de Olsen tras abandonar la ciudad, sin que esta decaiga. El clímax final es intenso y de una intimidad que desarma: no hay excesos, solo algo que se rompe, una inocencia que desaparece para siempre.

En fin...
El último libro de Emma Olsen es una obra que logra transmitir una intimidad enorme y, por momentos, te hace olvidar que Olsen es una invención. Que no te engañe su corta extensión, sus 100 páginas se bastan para lograr una historia redonda, con una atmósfera realista, unos personajes complejos y un final perfecto. Te aseguro que es una lectura maravillosa, es uno de esos libros que se te quedan dentro.

Recomendado a: quien sabe del poder liberador de la literatura

Lo peor: no leer este libro por pensar que su corta extensión no puede permitir una gran obra.

Lo mejor: el mundo interior de Emma Olsen y el retrato de Faith y sus habitantes.

P.S.: Como tengo mucha curiosidad por leer más cosas de Berta Dávila, me he traído a casa desde la biblioteca El arte del fracaso.

lunes, 16 de octubre de 2017

Reseña literaria: Verderama y la ciudad del fuego maldito -Selento Books, autoedición-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Ya te hablé de Roro el príncipe gato y la montaña de las ratas, el primer libro que auto publicaron Jordi y Carlos bajo el nombre de Selento Books aquí, pero por si acaso te recuerdo que fue un libro que me gustó mucho y que logró sorprenderme. Así pues era evidente que tenía que leer más cosas de estos hermanos.

verderama-ciudad-fuego-maldito-selento-books
Sinopsis
Un ser extraño ha aparecido en el bosque pudriendo todo lo que toca, Verderama, una vigilante de un pueblo que vive en simbiosis con el bosque, esta decidida a averiguar con la ayuda de Musgo el origen de ese ser y cómo evitar que llegue al corazón del bosque, lo cual significaría una catástrofe... aunque para ello tenga que enfrentarse a la ciudad de los dos hornos y a su fuego maldito, que utiliza la guerra para crecer, arrasando toda la vida vegetal y cociendo los corazones de la gente para endurecerlos con el odio y la maldad.

Opinión
Verderama y la ciudad del fuego maldito me ha gustado mucho, se puede decir que comparándola con Roro el príncipe gato el factor sorpresa desaparece porque ya conoces el estilo de sus autores, pero aún así Verderama es una aventura que te atrapa, que empieza como una historia pequeñita y va creciendo poco a poco hasta convertirse en una historia épica que se ramifica en distintas subtramas que se cruzan y separan una y otra vez.

Como has podido ver por la sinopsis, Verderama y la ciudad del fuego maldito -a partir de ahora Verderama a secas y en cursiva, para hacer notar que hablo del libro y no del personaje- es una historia de aventuras con mensaje ecologista y pacifista. La historia enfrenta dos escenarios bien caracterizados y opuestos: por un lado esta el bosque, un misterioso y mágico lugar que guarda en su interior un gran número de seres vivos, ruinas de una antigua civilización y los pueblos que lo rodean o que directamente viven en su interior. El bosque y estos pueblos se cuidan el uno al otro en una relación de simbiosis, cada uno de los habitantes del pueblo donde viven Musgo, su padre y Verderama tienen un trabajo para conservar las zonas verdes: unos limpian las aguas, otros matan a los hongos, otros cuidan de los árboles, etc. Así mismo, el bosque los protege y cuida, proporcionándoles lo que necesitan para sobrevivir. Por otro lado esta la ciudad de los dos hornos, un lugar más avanzado tecnológicamente y que vive de la venta de armas y las guerras que organizan tratando de encontrar magos que puedan curar a uno de los dirigentes de dicha ciudad. La ciudad se caracteriza por sobrevivir gracias al fuego, que con su calor cuece el corazón de la gente que allí vive, los cuales solo sienten odio. Ambos escenarios ponen en relieve el mensaje ecologista, mientras que el bosque y los pueblos que lo respetan se mantienen en un equilibrio natural y en paz, la ciudad esta corrompida y sus habitantes no conocen otra cosa que la guerra, la destrucción y la lucha por la supervivencia a cualquier precio.

La caracterización de los dos escenarios también sirven para retratar a los personajes: los habitantes del bosque son sencillos, inocentes y nobles, aunque a veces no se comporten bien son buena gente. Mientras tanto los habitantes de la ciudad son egoístas y soberbios, únicamente les mueve el odio y el afán por controlar el mundo, destruyendo todo aquello que se les oponga o no les sea útil. Lo mejor es el esfuerzo de los autores por tratar de dar matices a los personajes y que no sean planos, cosa que personalmente agradezco. Esto se nota especialmente con los personajes relacionados con la ciudad de los dos hornos, lo que los hace más interesantes y humanos: no son simplemente malos porque sí, sino que tienen unas motivaciones y un objetivo que tratan de lograr del único modo que saben y pueden.

Al igual que con Roro el príncipe gato -perdonad que comparé ambas obras, pero es inevitable- los autores han logrado que la historia transmita un gran sense of wonder, especialmente cuando Musgo y Verderama exploran el bosque, describiéndose las diferentes zonas que lo conforman, los insectos y las ruinas de las civilizaciones antiguas, destacando también el trabajo de ambientación gracias a las muchas referencias a leyendas y civilizaciones ya desaparecidas, la descripción de los edificios o a los diferentes modos de vida que muestra cada pueblo y ciudad. Al igual que en Roro el príncipe gato, el mundo de Verderama resulta sólido y fascinante, pudiendo albergar muchas más historias. Además, el humor esta más presente, destacando el capítulo de los tres aprendices de mago.

A todo esto hay que añadir las preciosas ilustraciones que completan la narración, desde las que aparecen al principio de cada capítulo y que nos ayudan a situarnos, como a las ilustraciones de los personajes, con un muy marcado estilo ghibli que también se extiende a la historia, que puede traernos a la cabeza a Nausicaä y La Princesa Mononoke, de Hayao Miyazaki ambas obras.

Quizá el único punto negativo es que como la historia se ramifica tanto y todo ocurre al mismo tiempo es fácil desubicarse un poco en los acontecimientos del último tercio del libro, pero vamos, tampoco supone un problema grave, porque como vamos conociendo a los personajes y la ilustración que abre cada capítulo nos ayuda para saber en seguida donde estamos.

En fin...
Verderama y la ciudad del fuego maldito es una lectura muy entretenida, de esas que te enganchan y que logran que no sueltes el libro porque necesitas saber que va a ser de los personajes y el mundo en el que se desarrolla. La historia empieza con un tono intimista y poco a poco va creciendo hasta convertirse en una aventura épica, con unos buenos personajes y un mundo muy evocador.

Recomendada a: fans de la literatura juvenil de aventuras y/o fans de Studio Ghibli.

Lo peor: en la recta final hay tantos personajes y tantos cambios de escenario que es fácil desubicarse un poco.

Lo mejor: todos los personajes tengan matices y no sean únicamente buenos o malos y el evocador mundo en el que se desarrolla la historia.

P.S.: si he logrado despertar tu interés por el libro puedes encontrarlo aquí.

lunes, 9 de octubre de 2017

Reseña literaria: La piel fría - Albert Sánchez Piñol, ed. Edhasa-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Pese a mi gusto por leer he de admitir que en ocasiones peco de no conocer algunos éxitos relativamente recientes, como es el caso de La piel fría de Albert Sanchez Piñol, que hasta que no se convirtió en la lectura de septiembre para el grupo de lectura de misterio y terror del que formo parte no había escuchado sobre él... o no me acordaba, que también es probable. En este caso mi ignorancia es -relativamente- grave porque parece ser todo un bestseller patrio, traducido a diversos idiomas y que esta a punto de estrenar su versión cinematográfica.

La verdad, a veces creo que vivo en un mundo paralelo...

la-piel-fria-albert-sanchez-piñol
Sinopsis
Un joven irlandés desencantado con la humanidad por caer una y otra vez en los mismos errores decide enrolarse como oficial meteorológico en una pequeña isla en medio de ninguna parte. La actitud de un farero, su única compañía, que parece haber perdido el juicio y una atmósfera inquietante y amenazadora llena el pequeño islote. Posiblemente su vida allí no será tan contemplativa como esperaba.

Opinión
Voy directo al grano: no entiendo por qué hay gente que afirma que La piel fría es una obra maestra de la literatura de terror y ciencia ficción patria. Entiendo perfectamente que pueda gustar, que por eso cada uno tiene sus gustos y es algo respetable, pero personalmente me parece que esa afirmación, que he visto en varias reseñas, es un tanto excesiva. Personalmente La piel fría me ha aburrido soberanamente. Si no hubiera sido por el club de lectura -a cuya reunión no pude ir por un problema de última hora- y porque esperaba que en algún momento me sorprendiera lo hubiera abandonado sin piedad, tal y como he hecho con otras lecturas.

El libro empieza con un primer capítulo fantástico, en el que Sánchez Piñol logra una atmósfera sugerente y oscura, prometiendo una historia de terror absorbente. La minúscula isla, que tan solo cuenta con el faro, la casa del meteorólogo y un pequeño bosque entre ambas construcciones, es un escenario opresivo y amenazante; la desaparición del anterior meteorólogo es un misterio atrayente, un enigma que plantea multitud de preguntas con respuestas capaces de poner de el pelo de punta al más valiente y Battís Caffó, el farero, es un hombre que parece haber perdido la razón, siendo posiblemente una amenaza más que un apoyo en la soledad y desamparo de tan ignoto lugar.

Hasta aquí todo bien, perfecto y maravilloso. Lo digo de verdad.

El problema se hace evidente a partir del segundo capítulo. Aquí la narración se detiene para mirar atrás, contándonos el pasado del protagonista, un antiguo activista irlandés desencantado al ver que el ser humano cae una y otra vez en los mismos errores, decidiendo aislarse de la humanidad para tratar de superar su desencanto o, al menos, alejarse de ella. ¿Era necesario contarlo todo de golpe? Personalmente creo que no. Nuestro protagonista resulta ser un personaje demasiado ingenuo, perdiendo toda la sugerencia y el interés que podría habernos generado si su pasado se hubiera ido desvelado poco a poco, mediante las conversaciones con Battís Caffó o pequeños flashbacks. El gran problema de La piel fría es que todo se nos da bien masticadito y regurgitado, no sea que nosotros, los lectores, no seamos capaces de entender lo que se nos cuenta.

Y esto es el principio, porque después Sánchez Piñol parece sentirse obligado a explicar de manera explicita, y más de una vez, además, detalles que ya ha dejado entrever a lo largo de la historia, convirtiendo la lectura en una actividad tediosa, a la par que a mi me hace sentir que el autor no confía nada en la inteligencia del lector. No es que yo sea más inteligente que nadie, pero si me das la información necesaria seguramente seré capaz de procesarla, al igual que el resto de lectores que le presten a la lectura la atención necesaria. Por eso la lectura no solo me ha resultado soporífera, sino que también me ha provocado una sensación de incomodidad impidiéndome disfrutar de la historia.

Para mi todo lo dicho es muy frustrante, porque este libro lo tenía todo para poder gustarme: un lugar inhóspito, amenazante y claustrofóbico, unos personajes enfrentados tanto entre ellos como con un enemigo de resonancias lovecraftianas y una prosa capaz de lograr imágenes de gran belleza.

En fin...
Lo siento mucho pero no caigo bajo los encantos de La piel fría. A mi no me basta esa atmósfera inquietante de su arranque y la influencia lovecraftiana, que la prosa sea florida o que el relato sea lo suficientemente pretencioso como para que parezca que esta desvelando el secreto del alma humana porque el autor no confía en nosotros como lectores y necesita explicarlo todo tanto.

Recomendada a: a todo aquel que ya le interesaba antes de leer esta cutrerreseña, que es solo mi opinión y por lo tanto única e intransferible.

Lo peor: esa necesidad por explicar de manera tan obvia aquellas ideas que el texto ya había dejado entrever.

Lo mejor: la atmósfera del primer capítulo e ideas tan locas como la relación con Aneris.

lunes, 2 de octubre de 2017

Reseña cine: This is England -Shane Meadows, Reino Unido, 2006-

Rincón para compartir mi opinión de las películas que veo en cutrerreseñas súper pedantes. Porque yo lo valgo.

Hacia mucho tiempo que quería ver This is England, desde que se estrenó todo lo que escuchaba o leía sobre ella era para ponerla por las nubes y, además, también me atraía por el retrato de las tribus urbanas que realiza, ya que siempre me ha interesado mucho el movimiento Mod y sus diferentes escisiones.

this-is-england
Sinopsis
1983, Shaun es un chaval de doce años solitario, taciturno y con mucho carácter, que, pese a ser fuerte, no termina de superar la reciente muerte de su padre en la guerra de las Maldivas. En un mal día en el que tiene una pelea en el colegio conoce a un grupo de skinheads que rondan los 18 años que lo acogen como uno de los suyos, lo cual le permite a Shaun descubrir la moda, la música, el amor y la amistad, pero el grupo se rompe con la aparición de Combo, un skinhead mayor que el resto que acaba de salir de la cárcel y que hace del patriotismo, el racismo y la violencia su estandarte, teniendo Shaun que decidir a cual bando se une.

Opinión
Shaun solo tiene 12 años, ha perdido a su padre en una guerra absurda que solo parece responder a intereses políticos, vive en una sociedad en la que la falta de trabajo y la inmigración esta provocando un clima lleno de tensión, su madre, pese a quererle, no parece saber muy bien que hacer con él y se siente solo. En esta situación termina por entrar en un grupo de skinheads que le aceptan como uno más, descubriendo el mundo de los adultos antes de lo que le tocaba ya que sus amistades son bastante más mayores que él. Evidentemente este es el caldo de cultivo ideal para las malas decisiones al no tener Shaun la madurez necesaria. Pese a que la historia es totalmente distinta, tanto en la forma como en el fondo This is England le debe mucho a Los 400 golpes de Truffaut -te dejo mi minirreseña aquí-, y no solo por las evidentes referencias que Meadows introduce, sino porque en ambas se narra el tortuoso camino de la infancia a la adolescencia, con la consiguiente perdida de la inocencia, en un ambiente complicado a distintos niveles, todo ello contado con una frescura, naturalidad y humanidad que desarma.

this-is-england-cast

El retrato que se hace de la Inglaterra de principios de los 80 es muy duro, se muestra a una sociedad aplastada por una serie de decisiones políticas y económicas nefastas entre la que destaca la guerra de las Maldivas, planteada casi para demostrar que Inglaterra sigue siendo grande tras la perdida de las colonias jamaicanas, lo que provoca un clima de tensión palpable en una sociedad empobrecida, que siente que la inmigración le esta quitando el trabajo y las ayudas del estado y no casa con las decisiones de un gobierno más centrado en demostrar su poder que en cuidar del pueblo. Es un país tan perdido como el pobre Shaun, lleno de miedo, prejuicios y necesitado de una mano que lo guié y se preocupe realmente por él.

Uno de los detalles más interesante de la película es como muestra la cultura skinhead. Para quien no lo sepa, en origen los skinheads no eran neonazis, sino una escisión del movimiento mod que buscaba reivindicar su procedencia obrera con prendas más similares a las de un uniforme laboral, con el reggae y sus variantes como bandera sonora y en la que podían encontrarse tanto a jóvenes blancos como jamaicanos y de color ya que estaban en contra del racismo. En origen eran apolíticos y en la película vemos como parte de esta tribu urbana empieza a ser captada por los partidos más radicales de derechas, con rancias consignas patrióticas y racistas, que solo venden el odio hacia el extranjero, naciendo así el subgrupo racista y de extrema derecha que fue bautizado como redhead y que es rechazado por el resto. Este detalle es realmente revelador para todos los que hemos crecido asociando skinhead con neonazi.
shaun-this-is-england
Shaun antes y después de su paso por Cámbiame.
No puedo terminar la reseña sin destacar el enorme trabajo de Thomas Turgoose, la interpretación de este preadolescente con cara de señora de ochenta años va más allá de la frescura del niño actor que logra, a baje de juegos e instinto, resultar realista ante la cámara, consiguiendo una presencia que solo los actores que tienen un amplio conocimiento de si mismos logran, dominando cada palabra, cada gesto y su mirada para transmitir toda esa rabia, esa necesidad de pertenecer a algo -lo que sea- y esa encrucijada vital en la que Shaun se encuentra.

En fin...
This is England es una película interesante a muchos niveles, por un lado tenemos un coming on age duro, que no teme a mostrar las consecuencias de las malas decisiones y lo perdido que se puede estar bajo ciertas circunstancias. por otro lato la película retrata un momento histórico complejo, en el que la perdida de la confianza en sus representantes políticos y la falta de recursos hace de sus habitantes, especialmente los más jóvenes, un caldo de cultivo para ideologías rancias y peligrosas. Y lo mejor, lo más interesante y su mayor logro es que Meadows lo hace de un modo en el que la película nunca resulta ni aleccionadora ni aburrida, sino una mirada sincera, sin odio ni rencores, con cierta nostalgia e, incluso, algunos toques de humor.

Recomendada a: fans de Cuéntame como paso e interesados en el ser humano en general.

Lo peor: perdérsela.

Lo + peor: creer que es como American History X cuando es mucho mejor y más interesante en tono e intenciones.

Lo mejor: a parte del trabajo de Thomas Turgoose, la capacidad del director para mirar atrás sin odio.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Reseña literaria: It (Eso) -Stephen King, ed. DeBolsillo-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Cuando era un crío la miniserie de It me encantaba, la vi varias veces gracias a los pases de Tele5 y Alucine, el espacio para el cine de terror y fantástico de la2, y realmente me atemorizaba tanto como me divertía. Sin embargo no había leído el libro de Stephen King porque me intimidaba su extensión, pero gracias al grupo de lectura de misterio y terror por fin me animé a leerlo.

it-stephen-king
Sinopsis
27 años después de la desaparición de su hermano pequeño, Bill recibe una llamada de un antiguo amigo que le insta a volver a Derry, su pueblo natal, para para cumplir su promesa, despertando así una serie de recuerdos de la infancia bloqueados sobre cómo él y su grupo de amigos se enfrentaron a una fuerza desconocida... que ahora ha vuelto.

Opinión

He de añadir a lo comentado en el primer párrafo que, más allá de la extensión, lo que me achantaba de enfrentarme a It era que ya había intentado leer algunos libros de King y me aburrían cuando se perdía en su propia historia, cosa que, creo, le pasa mucho y aunque parece gustarle a sus fans, a mí me aburre. En este aspecto una de las cosas buenas de Carrie (aquí tienes mi reseña) es que tiene la extensión justa, demostrando que con un menor número de páginas puede crear personajes complejos y, además, jugar con una estructura narrativa brillante.

Me centro que si no me pasa como a King y me pierdo.

El mayor problema que supuso para mi It es que Stephen King se pierde en su propia historia, enriqueciéndola en algunos casos con multitud de datos y pequeños subrelatos y ralentizando la narración innecesariamente en otras ocasiones con sobreexplicaciones y subrayados. Como ejemplo de lo primero están los interesantísimos incisos sobre la historia de Derry recopilados por Michael Hanlon, que logran convertir a esta ciudad en un lugar siniestro y lleno de maldad, mostrándonos su atmósfera violenta y enfermiza que contagia a sus habitantes, convertidos en seres capaces de las mayores atrocidades. CPara mi, el ejemplo más significativo de lo segundo es Patrick Hockstetter, ¿es necesario que King haga tantas referencias a su comportamiento psicópata? No es que lo diga un par de veces, es que en cada ocasión en la que este personaje hace acto de presencia o se le nombra se nos vuelve a recordar que es un monstruo oculto en el cuerpo de un adolescente y, claro, cada vez se volvía a dejar claro que Hocktetter no está muy cuerdo me daba la sensación de que King no confía demasiado en sus lectores. Una cosa es mostrarlo mediante sus acciones y diálogos y otra cosa es contarlo cada vez para dejarlo todo masticadito… y King, cada vez que se hace referencia a este personaje, hace las dos cosas, no sea que se nos olvide. Lo mismo sucede con los protagonistas, King nos recuerda una y otra vez alguna característica en particular de cada uno de nuestros héroes para que cuando está cobre la importancia que te imaginas que tendrá ante tanta insistencia no se te haya olvidado.

Sin embargo he de añadir que, pese a que en algún momento me exigió un esfuerzo que no era necesario por culpa de lo dicho anteriormente, en general fue una lectura que disfruté mucho. It no es únicamente una historia de terror, sino también un relato sobre la infancia rota y machacada, los abusos sexuales, el acoso, el odio irracional ya sea por el color de la piel o la orientación sexual, las relaciones paterno filiales, el dolor y el abandono, la soledad, la incomprensión y, sobretodo, la amistad, la necesidad de revelarse para convertirse en algo mejor y en lo irónica y cruel que resulta la vida. Es brillante como muestra todo esto mediante la estructura narrativa, intercalando el pasado y el presente, corriendo en paralelo la historia de los protagonistas cuando son niños y cuando son adultos, comparando sus vidas en cada momento, mostrándonos que pese a su evolución personal, prosperando social, laboral y económicamente, siguen atrapados en conductas autodestructivas que marcaron su infancia, demostrando lo cruel que es la vida y lo difícil que es cambiar y salir de ciertas rutinas. También me encantan, como ya he dicho, los incisos sobre la historia de Derry, en los que King se permite profundizar en temas como el racismo, la homofobia o en la justicia mal entendida.

Eso sí, pese a la cantidad que temas que toca el terror sigue siendo el gran protagonista, cada aparición de Eso es como una pesadilla surgida del rincón más oscuro de nuestro subconsciente. Ese mendigo que le ofrece sexo a uno de los niños, el pájaro gigante, las voces de las alcantarillas, ese hombre lobo, el monstruo del pantano, las fotografías que cobran vida y, sobretodo, el payaso Pennywise… es cierto que King se recrea en demasiadas apariciones de Eso, pero nunca satura porque es un antagonista perfecto, terriblemente icónico e hipnótico.

Hay mucha gente que se queja del último tercio del libro pero a mí me ha encantado el final, en esta parte el libro casi se convierte en una especie de homenaje a Lovecraft con ese macrouniverso, cuya aparición resulta toda una marcianada, nunca mejor dicho, y todo se vuelve muy loco, absurdo y alucinógeno, pero aún así lo que le hace especial es la reivindicación de la infancia -incluso en la parte de los adultos- y el poder de los sueños.

En fin...
It está lejos de ser un libro perfecto, pero sus virtudes son tantas que le perdonas sus defectos, especialmente porque más allá del terror, a lo largo del libro Stephen King demuestra que es capaz de tocar diversos temas con una inteligencia y sensibilidad que sorprende.

Recomendado para: fans del terror que saben que las buenas obras de este género utilizan el miedo como excusa para analizar la realidad... y también para quienes no lo saben y deben dejar de despreciar este tipo de historias.

Lo peor: cuando King se pierde en su historia aportando datos innecesarios... y le pasa demasiadas veces.

Lo mejor: la sensibilidad a la hora de retratar la vida de sus protagonistas y Derry, por supuesto, pocas veces el escenario adquiere tanto protagonismo como en este libro.

Lo + mejor: evidentemente Eso.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Minirreseñas literarias: algunas lecturas de este verano

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Hoy cambio un poco la formula de las reseñas literarias, porque he comentado algunas lecturas en otros sitios, como amazon, goodreads e instagram, y me apetecía traer algunas de ellas al blog reescribiendo nuevas minirreseñas de las mismas.

En esta colección de minirreseñas hablo de un par de libros autopublicado, así que para apoyar a sus autores te dejaré los enlaces de amazon y/o su página web por si te llaman sus libros y quieres investigar.

Si quieres que profundice en alguno de estos libros dímelo en los comentarios y si hay más gente que lo pide le dedicaré una entrada completa.

Y sin perder más tiempo empiezo.

Detrás de mi música

-Israel Moreno, autopublicado-


detras-de-mi-musica-israel-moreno
¿Por qué cambiar la anterior portada que estaba muy apañada por esto?

Detrás de mi música es un libro que lo tenía todo para ser de esos que te marcan: es una historia generacional que trata de retratar a partir de un grupo de amigos y sus conocidos como eramos los adolescentes de mediados-finales de los noventa, utiliza la nostalgia para retrotraernos a aquella época y esta lleno de referencias a la música alternativa que se puso de moda, especialmente la británica, porque al indie español lo reduce a un par de referencias a Los planetas y punto.

El problema es que al autor le falta madurar como escritor -¡ojo! he dicho como escritor, no como persona que eso no puedo juzgarlo- y la historia se resiente en varios puntos. Por un lado las referencias musicales son tantas que en ocasiones saturan, además algunas parecen metidas con calzador, como lo de la querella entre los Rolling Stone y The Verve por Bitter Sweet Symphony, y, esto es algo totalmente personal, echo en falta referencias al indie patrio, que en aquellos años tuvo varios exponentes más a parte de Los Planetas -ahora que lo pienso, es contradictorio quejarme del gran número de referencias y de los forzadas que resultan algunas y quejarme de lo poco que se nombra al indie español, pero yo soy así, quiéreme-. Por otro lado, y aquí viene el gran problema que le veo a la novela, mientras que la historia en sí podría funcionar, el desarrollo y los diálogos me parecen algo forzados. Las adversidades a las que el grupo protagonista se enfrenta para poder componer nuevas canciones y tocar antes del supuesto fin del mundo se suelen solucionar más por terceras personas, a veces un poco deux est machina, que por los propios protagonistas; los diálogos no resultan nada naturales, todos los personajes hablan igual, sin ninguna particularidad que los diferencie y le proporcione una voz a cada uno y el tercio final del libro da un giro hacia el sentimentalismo más lacrimógeno que a mi no me terminó de convencer.

Si buscas algo ligero Detrás de mi música es una opción a tener en cuenta, pues se lee rápido y se puede disfrutar, pero el autor no logra la frescura y la espontaneidad que la historia necesita para que nos deje un buen recuerdo y perdure en nuestra memoria.

Pese a todo le voy a dar a Israel Moreno una segunda oportunidad, porque creo que potencial tiene.

Si te interesa lo puedes encontrar aquí por 0'99 €

Roro el príncipe gato y la montaña de las ratas

-Selento books, autoeditado-


roro-principe-gato-montaña-ratas-selento-books

Roro el príncipe gato y la montaña de las ratas es la gran sorpresa de los últimos meses, me esperaba algo más cortito, sencillo y con un toque más infantil, pero lo que me encontré es una aventura juvenil que creo que no tiene nada que envidiar a otros libros más famosos.

Pese al título y la portada, no se trata únicamente de la aventura iniciática de Roro, quien tratando de conocerse a si mismo y reivindicarse termina siendo absorbido por una serie de acontecimientos que le vienen grandes, sino también la historia de un gran número de personajes, lo que permite a los autores del libro tocar temas como las complejas relaciones entre padres e hijos, la ambición desmedida y sus consecuencias, el rencor, las sombras que siempre quedan tras una guerra e, incluso, problemas actuales como el tema de los refugiados.

Como hay tantos personajes y subtramas, parece que la historia se pueda estancar en una eterna introducción, pero nada más lejos de la realidad, porque la historia siempre avanza y se hace amena gracias a que cada capítulo esta protagonizado por un  personaje distinto, al carisma que estos desprenden y al enorme trabajo de worldbuilding, que logra crear un mundo y una mitología interesantes y llenos de detalles que podrían albergar más relatos. Hay que destacar que los autores logran evitar caer en el error de principiantes de explicar todo ese worldbuilding de golpe, filtrando esos detalles poco a poco, solo cuando la historia realmente lo necesita.

Para que no se diga que no soy objetivo diré como puntos negativos que hay un par de errores gramaticales y ortográficos y alguna situación que se soluciona de un modo un tanto naif.

Solo te digo una cosa más: si eres fan de Miyazaki sin duda alguna tienes que leer este libro y si no... pues si te gusta la literatura juvenil no te asustes por los animales antropomórficos, porque Roro es una gran historia de aventuras tremendamente emocionante y mucho más profunda de lo que pueda parecer en un principio.

Por cierto, atención a las preciosas ilustraciones, que son realmente espectaculares.

Si te ha llamado la atención, aquí te puedes hacer tanto con la edición digital por 2'99€ como con la edición en papel por 13'14 € y aquí puedes visitar la página web de los autores para conocer su proyecto y sus nuevos libros.

Moribito. El guardián del espíritu

-Nahoko Uehashi, Ediciones SM-



Conocía esta saga literaria por la serie anime que adapta este primer libro, que tengo pendiente de ver, y por la anterior edición que la editorial sacó dentro de su colección de El barco de vapor, así que hacia tiempo que quería leerla, pero por a o por b nunca se presentaba la ocasión. Cuando me encontré en la biblioteca con esta nueva edición, más acorde con el lector al que va dirigido, no lo dude y me saqué la primera entrega de la saga.

Y la verdad, no puedo estar más contento, puede que la historia sea sencillita -Balsa, una guardaespaldas errante, debe velar por la vida del segundo príncipe heredero, al cual intenta matar su padre por albergar en su interior el huevo del que nacerá un dios-, pero la humanidad que la autora otorga a los personajes la hace única. Más allá de los complots políticos y pseudoreligiosos para acabar con el pobre chaval, las estupendamente escritas escenas de acción y una mitología propia muy elaborada, lo que realmente destaca en un grupo de personajes llenos de contrastes. Aquí no hay buenos o malos, simplemente gente que o bien lucha por lo que cree correcto o que trata de encontrar la verdad e impartir justicia aunque en ocasiones se equivoquen, con toda la carga de conciencia que ello conlleva.

Sin duda alguna, lo mejor de Moribito, El guardian del espíritu es el retrato que hace de un grupo de mujeres fuertes, que, cada una a su manera, se rebela ante un mundo gobernado por hombres, sobresaliendo especialmente Balsa, la protagonista, una mujer con un oscuro y trágico pasado que trata de redimirse tanto a si misma como a su padre adoptivo.

Carta de una desconocida

-Stefan Zweig, editorial Acantilado-


carta-de-una-desconocida-stefan-zweig

Sí, leo algo más que literatura juvenil. Y no, no lo he leído solo porque sea cortito -que te lo ventilas en media tarde, todo hay que decirlo-. Ya te conté en la reseña de Fangirl que este verano sufrí un bloqueo lector y que tras Roro me costaba horrores seguir otra lectura, empezando varias y dejándolas colgadas. Cuanto más me obligaba a leer, peor era. Y fue gracias al libro de Rowell -y a mi cabezonería, todo hay que decirlo- que logre superarlo.

Al mismo tiempo que Fangirl me dio por leer este cortito libro de Zweig porque no había leído nada de este autor y tenía curiosidad. He de reconocer que de primeras la historia no me entusiasmo demasiado, la misteriosa narradora me parecía que estaba obsesionada con su vecino escritor, hasta el punto de actuar como una acosadora, pero según la historia se acerca a su desenlace logré empatizar con la protagonista y casi logra arrancarme unas lagrimitas -sí, hay libros que me hacen llorar a moco tendido como te conté aquí- ante cierta escena de un dramatismo y una tensión que te rompe.

Luego, pensando sobre el libro y la historia me di cuenta que, en cierta manera, se critica una sociedad que permite que los hombres aireen públicamente sus conquistas sin que se les juzgue negativamente por ir un día con una mujer y al siguiente con otra, mientras que las mujeres deben esconder sus pasiones si no quieren adquirir mala fama y ser rechazadas. En realidad es la historia de una mujer que por conseguir vivir su pasión queda marcada y condenada, mientras que el objeto de su afecto sigue su vida como si nada.

Una lectura imprescindible.

Por cierto, me muero por ver su adaptación cinematográfica dirigida por Max Ophüls, porque, como siempre digo, una peli de Max Ophüls siempre es una buena elección -un horrible momento pedante patrocinado por mi lado más insoportable-.

Y hasta aquí estas lecturas que ya había reseñado por otros lados y que me sabía mal dejar fuera del blog.

Cuéntame, ¿conocías alguno de estos libros? ¿Has leído alguno? ¿Qué te parecen? ¿Escogerías alguno de estos libros coló una de tus próximas lecturas?

jueves, 7 de septiembre de 2017

Reseña cine: Death Note -Adam Wingard, EE.UU., 2017-

Rincón para compartir mi opinión de las películas que veo en cutrerreseñas súper pedantes. Porque yo lo valgo.

Desde que Netflix anunció su idea de adaptar Death Note, los fanfatales aseguraron que lo que iba a salir "una gran mierda", palabras textuales de mucho de ellos. Esto demuestra que el mayor enemigo de la adaptación del manga de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata dirigida por Adam Wingard no era la productora americana, sino el propio fandom de la obra original.  Ya sabes, hay gente a la que el fanatismo le nubla el entendimiento. 

death-note-netflix
Sinopsis

Light encuentra un cuaderno con las palabras Death Note grabadas en su portada de cuero. En su interior hay escritas una serie de reglas que indica que dicho cuaderno puede usarse para matar a gente, solo hay que escribir el nombre de la persona elegida mientras se recuerda su rostro y si no se indica nada más, morirá a los cuarenta segundos de un infarto. Tras aparecérsele Ryuk, un ser sobrenatural vinculado al cuaderno, comprueba que el poder de la libreta es cierto, por lo que inicia su propia lucha contra la injusticia.

Opinión
¿Y qué es lo que ha enfurecido tanto al fandom? Pues principalmente que la historia se haya trasladado de Japón a EE.UU., con todos los cambios necesarios para evitar el choque cultural y que la historia resulte más natural en su nuevo emplazamiento. Los fanfatales no entienden que  no se puede llevar una historia de un medio a otro sin hacer cambios, porque no es lo mismo una película o una serie que un manga o un libro, son medios distintos con su propio lenguaje... y si a eso le añades que trasladas la historia de un lugar a otro, pues entonces los cambios son más necesarios aún.

light-mia-death-note
Mia, de morena y sin vestidito de cuero, no satisface a los fetichistas.
Entonces, ¿es muy distinta la Death Note de netflix a la original? Mucho, pero por necesidad. La versión de Wingard entiende que la obra original esta dirigida al público adolescente -no olvidemos que se publicó por primera vez por entregas en una revista juvenil, la shonen jump, antes de recopilarse en tomos- y por ello lo lleva al medio natural de las obras para adolescentes americanas: el instituto por el que se mueven Light y Mia, con todos sus tópicos que lo convierten en una suerte de rito de iniciación a la madurez, es un reflejo a pequeña escala del mundo de los adultos, un microcosmos en el que el límite entre el bien y el mal también es difuso -Light cobra por hacerle los deberes a otros estudiantes, la dirección del centro no pone mucho esfuerzo en acabar con el bulling, los alumnos hacen la vista gorda respecto a los abusos que sufren los compañeros, etc- y el campo de cultivo ideal para que la pareja protagonista empiece a desarrollar su particular sentido de la justicia. Otro elemento que esta bien recogido es la libreta de la muerte y sus características, que como en el original, funciona como perfecto McGuffin para arrancar la trama y plantear una serie de reflexiones, aunque en esta versión no adquieren la profundidad de la obra original. El problema es que si bien han sabido recoger este McGuffin y adaptarlo a sus necesidades, lo que no han sabido captar es el duelo intelectual entre Light y L, la verdadera esencia de la serie, cuyo enfrentamiento queda simplificado a una trama policial que avanza mediante decisiones más que cuestionables y sin explicaciones que den sentido a las deducciones de L.

l-light-death-note
-Sabes que por no ser japoneses nos van a caer zascas por todos lados, ¿verdad?
Y precisamente esto es una de las dos cosas que hacen que Death Note sea una película mediocre: su trama policíaca no esta bien desarrollada, todo ocurre demasiado deprisa, sin profundizar en las situaciones ni en los personajes, lo que provoca que todo quede forzado, superficial y en ocasiones complicado de entender porque no se explica bien lo que sucede. El otro gran problema son las interpretaciones, Nat Wolff como Light y Lakeith Stanfield como L son incapaces de llevar el peso de la peli. Es cierto que sus personajes sufren una gran transformación respecto al original. El Light primigenio es un psicópata tremendamente inteligente que sabe camuflar sus verdaderos instintos, los cuales son liberados gracias a la libreta de la muerte, y que no duda en hacer lo que crea conveniente para traer al mundo su visión de la justicia; el Light americano es un antihéroe con una moral relajada, pero no un asesino, busca impartir justicia aunque la cosa se le va de las manos. Mientras tanto, el L original es paranoico, retraído y terriblemente cerebral, el americano se deja ver más en público y es más visceral, perdiendo los estribos con facilidad, siendo lo único que comparten que son más raros que un perro verde. Sobre el papel y con esos cambios los dos personajes deberían funcionar en la película porque, como que en el manga, hay un equilibrio entre ambos, sin embargo Wolff es tan soso que no logra que su Light sea carismático e interesante, mientras que Stanfield sobreactua y se pasa de intenso.

Vamos, que al contrario de lo que berrean los fanfatales y los posers, lo que hace que Death Note no sea la película que debiera ser no es que hayan escogido a un actor de color en vez de un asiático maquillado como un oso panda para destacar su palidez y ojeras, que el personaje de Misa no sea una famosa rubia de bote sino una animadora morena o que se haya trasladado la acción a los EE.UU. y el que el reparto no se componga de actores japoneses, sino un desarrollo de la trama torpe y una mala dirección de actores. Queridos y queridas fanfalates sin sentido común y posers que os habéis unido al ruido para arañar visitas y seguidores, tenéis los live actions japoneses para disfrutar de una adaptación ambientada en Japón con actores japoneses, efectos especiales cutres, caracterizaciones que hacen parecer a los actores niños celebrando el carnaval del colegio y un buen ejemplo de que la historia no se puede llevar con extrema fidelidad del manga al cine, porque no, las películas japonesas también dejan muchísimo que desear. Por supuesto entiendo que la versión de Netflix no guste, pero al menos que se deba a razones lógicas en vez de fanatismo ciego, berrinches porque hayan cambiado cosas y un odio injustificado.

l-death-note
¿¡L NEGRO!? ¡¡SUSPENDAMOS LA SUSCRIPCIÓN A NETFLIX!! (nótese la ironía y la burla a fanfatales y posers)
Ahora toca hablar de las cosas buenas, que las hay y son bastantes como para darle cierto lustro a la adaptación. El personaje de Misa pasa de ser una famosa descerebrada y obsesionada hasta rayar la enfermedad mental con Light a ser Mia, una animadora que se codea con la crème de la crème del instituto, con pocos escrúpulos y una evidente sociopatia que camufla como apatía, lo que la acerca al Light del manga. Me atrevo a decir que Mia no solo es el mejor personaje de la película sino que supera a su versión en el manga, lástima que no se aproveche tanto como debiera y que, al contrario que la original, no tenga su propia death note, porque Margaret Qualley logra una presencia para su personaje que sus dos compañeros no logran ni por casualidad. Otro elemento destacable es la estética y la banda sonora de la película, una fotografía grisácea que define un mundo oscuro y cruel es sustituida por los tonos flúor y brillantes de los neones cuando Light y Mia empiezan a impartir su justicia, y la banda sonora se caracteriza por sonidos llenos de sintetizadores ochenteros, alargándose en estos dos aspectos la sombra de Drive. Las escenas más violentas son alegremente gore y divertidas, con una escenografía y planificación que las emparenta con la saga de películas Destino final que queda francamente bien pese a alejarse del manga.

En fin... 
Por mucho que se rasguen las vestiduras los fanfatales y los posers, Death Note no es ese horror que fue Dragon Ball Evolution, y si uno logra dejar de lado el fanatismo esta adaptación resulta una película tan entretenida como mediocre, que cuenta con una estética estilizada y una banda sonora utilizada con gracia e ironía, pero que esta lejos de ese thriller denso, vibrante, morboso y excéntrico que debería haber sido.

Recomendado a: gente que no conoce ni el manga ni el anime y para fans con sentido común que sepan que las adaptaciones conllevan cambios.

Lo peor: el desarrollo de la trama, hay decisiones más que cuestionables para hacer avanzar la historia y agujeros argumentales del tamaño de Júpiter que te exigen cierta suspensión de la incredulidad y que no analices demasiado.

Lo + peor: Nat Wolff y Lakeith Stanfield

Lo + peor aún: todo el ruido que han armado los fanfatales con su lloriqueo y los posers que se les ha unido para conseguir popularidad.

Lo mejor: se pasa en un suspiro y su envoltorio es más que atractivo..

Lo + mejor: que guste a gente que no conocía el manga ni el anime y que les ha despertado la curiosidad respecto a la versión original.
Blogging tips