Google Reseña literaria: Siempre hemos vivido en el castillo -Shirley Jackson, ed. Minúscula- | Rebotando de una cosa a otra
Rebotando de una cosa a otra

Literatura, cine, cómics, televisión, música, amigurumis, anime, antropología barata, opiniones y todo lo que se me ocurra.

viernes, 20 de enero de 2017

Reseña literaria: Siempre hemos vivido en el castillo -Shirley Jackson, ed. Minúscula-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Cuando vi que Dina Oltra no dejaba de decir maravillas de este libro ya me entraron ganas de leerlo, así que cuando el club de lectura al que me uní -y al cual no le estoy sacando ningún provecho porque solo he ido a una de las reuniones...- lo propuso como lectura me lancé sobre este libro, una pequeña curiosidad de Shirley Jackson.

siempre-hemos-vivido-en-el-castillo-shirley-jackson
Horror de portada, pero lo arreglan en la 2ª edición
Sinopsis
Merricat Blackwood, su hermana mayor Constance y su tío Julian viven solos en la destartalada mansión familiar a las afueras del pueblo desde que el resto de la familia muriese envenenada. Merricat odia tanto a la mayoría de los habitantes del pueblo como estos a los Blackwood, lo que provoca que los supervivientes se atrincheren en el caserón y creen su propio mundo al margen de la realidad. Mundo que parece tambalearse ante los incipientes deseos de salir de la finca familiar de Constance y la irrupción de un primo que se había mantenido alejado de ellas por el qué dirán.

Opinión
Pues lo dicho, que llegué hasta Siempre hemos vivido en el castillo gracias a Dina, que habló mucho de este libro en su canal de youtube, y como confío mucho en su criterio, pese al chasco de Ready Player One, aproveché el club de lectura para leerlo... y he de decir que sí, que he ingresado en el Team Merricat, porque parece que este libro levanta tantas pasiones como desavenencias.

El gran logro de este libro es el modo en el que Shirley Jackson manipula al lector a través de la narración en primera persona de Merricat, una jóven de 18 años que sobrevivió a la muerte de la mayor parte de su familia por envenenamiento y que ha desarrollado una mentalidad tan infantil e ingenua como oscura, violenta, posesiva, manipuladora y retorcida. Merricat odia a todo el mundo menos a su dulce hermana Constance, que ha desarrollado una fuerte agorafobia que impide que se aleje de la casa tras ser acusada de la muerte de sus familiares y absuelta por falta de pruebas concluyentes, y es invisible para su tío Julian. No soporta a la mayoría de los habitantes del pueblo del mismo modo que estos tampoco a ella y ha desarrollado una serie de trastornos obsesivos compulsivos que, junto a la comida, rigen su vida diaria. Sin embargo Shirley Jackson no solo consigue que empaticemos con ella, sino también que demos por buena su narración, una visión de los hechos tan parcial, subjetiva y distorsionada por sus evidentes trastornos mentales que, evidentemente, es más fantasiosa y paranoica que realista. Pese al protagonismo de Merricat todos los personajes están perfectamente definidos, la autora logra con pocas palabras describir su personalidad y permitir que los conozcamos en profundidad.

Aunque se tiende a incluir a Siempre hemos vivido en el castillo en el género de terror, la verdad es que no hay ningún tipo de elemento paranormal, no hay fantasmas si bien el recuerdo de los fallecidos es tan fuerte que es como si su presencia vagara por la casa, mientras que las posibles amenazas a la cotidianeidad de las hermanas -el primo al que no habían visto en años o los habitantes del pueblo que siempre habían odiado a la familia y cuya animadversión creció tras el caso de envenenamiento- son externas pero no acuciantes en un principio. Sin embargo, todo esto desde el punto de vista de Merricat va creando una atmósfera opresiva que hace temer que lleguen cambios a su estimado modo de vida.

En fin...
Reconozco que a mi no me parece una obra maestra de la literatura, pero sí que es una pequeña curiosidad digna de ser leída por todo el mundo. Solo por la creación de Merricat y por como esta te marca como lector ya vale la pena acercarse a Siempre hemos vividos en el castillo.

Recomendada a: todo el mundo.

Lo peor: no entrar en el juego y dejarse llevar por Merricat. El secreto no es tan secreto -lo dejo así de críptico para no destripar la historia a nadie-

Lo mejor: Merricat y su manera de ver el mundo.

¿Has leído el libro? ¿Qué opinas? ¿Te atrae?


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

6 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que le tengo echado el ojo a este libro :)

    ResponderEliminar
  2. Leí La mansión de Haunting Hill y me decepcionó, tal vez vuelva a leer algo de la autora pero no será en breve. Tengo en cuenta lo que nos cuentas de esta obra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace bastante tiempo, en una copia que me costó mucho encontrar porque en ese momento todo lo de Shirley Jackson estaba descatalogado.

    Y sí que me gustó, muy original el planteamiento y muy bien descrito el momento de la vida entre la preadolescencia y la adolescencia en que se es tan crédulo con todo lo fantástico y supersticioso. Y los peligros de quedarse en esa fase.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja. He visto el mensaje en twitter y he venido a leer la reseña corriendo. Es buenísimo, no me digas que no, es curioso y súper macabro, de hecho es hasta risible y sobre todo diferente. Por cierto ahora tienes que leerte La Lotería que son solo 25 páginas y así redondeas la visión de la autora como la reina de "esto es normal aunque en realidad sea un terror" ^^
    Besossss
    Y espero acertar más con mis próximas recomendaciones ;)

    ResponderEliminar
  5. Pues ya sabes mi opinión, sólo me queda agregar que a mí Merricat a veces me desesperaba un poco, aunque en general ella me gustó mucho y fue lo único malo que le pude encontrar jaja.

    ResponderEliminar
  6. Pues me lo llevo precisamente por esa manipulación que dices que se intenta hacer al lector. No he leído a la autora pero me llama bastante la atención.
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar la entrada. Puedes tunear los comentarios con los siguientes códigos: enlazar (a href="url a enlazar") titulo enlace (/a). Escribir en negrita: (b) texto (/b). Escribir en cursiva: (i)texto(/i). Recuerda sustituir ( ) por < >

Blogging tips