Google Reseña cine: Carta de amor (Shunji Iwai, Japón, 1995) | Rebotando de una cosa a otra
Rebotando de una cosa a otra

Literatura, cine, cómics, televisión, música, amigurumis, anime, antropología barata, opiniones y todo lo que se me ocurra.

miércoles, 4 de junio de 2014

Reseña cine: Carta de amor (Shunji Iwai, Japón, 1995)

No había visto ninguna película de Iwai hasta que me enfrenté a este melodrama romántico a dos tiempos. Ahora tengo curiosidad por ver más trabajos de este director y ver si es capaz de mantener el tipo tras una opera prima como esta.

El prometido de Hiroko murió hace dos años en un accidente de alpinismo y desde entonces ella ha sentido que su vida no ha avanzado. Por ello mismo, tras encontrar en un viejo anuario escolar la dirección de la antigua casa de su prometido, la cual ya no existe porque se derribó para construir una carretera, Hiroko decide enviar una carta para despedirse de sus sentimientos, pero la sorpresa es mayúscula cuando recibe una respuesta firmada por el difunto.

Antes de nada he de admitir que no soy muy de dramas románticos, es cierto que hay algunos que me encantan, pero no es mi género favorito. Las películas inscritas en este género corren el peligro de caer en el sentimentalismo más exagerado, volviéndose empalagosas y falsas. Por suerte eso no pasa en Carta de amor, gracias a la sutileza de Iwai. 


La carta escrita Hiroko no esta dirigida a su fallecido amor, sino que se confunde y termina llegándole a una chica que se llama igual que su prometido, la cual fue compañera de clase del mismo, lo que desemboca en una correspondencia en la que Hiroko le pide a esa chica que le cuente como era su prometido en la época del instituto. Lo que en un principio debía servir para conocer al fallecido, termina ejerciendo la función contraria: el muerto sigue siendo un fantasma, incluso en los flashbacks, mientras que las dos mujeres de su vida son quienes descubren cosas sobre sís mismas, su pasado y sus sentimientos a partir de una estructura que nos muestra el presente y el pasado en un montaje en paralelo unido a partir de lugares comunes.

La sensibilidad, que no sensiblería, con la que se cuentan las dos historias de amor es muy japonesa, no ya solo por esa sutileza tan elegante que evita que se cargue demasiado la tinta en el drama, sino por la delicadeza con la que se desgranan los sentimientos y recuerdos y esa estética tan simbólica, donde la nieve forma parte del proceso de superar el dolor enterrándolo o permitiendo descubrir cosas del pasado al deshelarse.

Sobre el reparto hay que destacar el trabajo de Miho Nakayama quien interpreta tanto a Hiroko como a la chica que se llama igual que su prometido, consiguiendo que ambos personajes sean muy diferentes.

Por cierto, la peli la vi con unos amigos que no están muy acostumbrados al cine oriental y el debate posterior fue brutal, calificando a la película simplemente de teenager.

En fin... Carta de amor es una película delicada, sutil y elegante, que te roba el corazón poco a poco por la manera de mostrar los sentimientos. Una preciosidad de película en todos los aspectos.

Recomendada a: fans del cine más sentido.

Lo peor: la película dura unos minutitos de más.

Lo mejor: la historia en el instituto y la interpretación de Miho Nakayama.

11 comentarios:

  1. Hola :D
    No la conocía, pero me la apunto.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es realmente bonita, así que si te gustan los melodramas románticos te la recomiendo.

      Eliminar
  2. Puede ser un poco como esa película de Keanu Reeves y Sandra Bullock, romántica fantástica, que se dejan cartas en un buzón que es una especie de cápsula del tiempo que comunica la época de él y la de ella. Tengo ganas de ver esta película (la que comentas). A ver si la encuentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta no tiene ningún elemento fantástico, simplemente algunos simbólicos y poco más. La peli a la que te refieres protagonizada por Bullock y Reeves se titula La casa del lago y esa si es un remake de una película coreana titulada Siwolae (Il mare), te dejo información sobre ella en su ficha de filmaffinity y de wikipedia.

      Eliminar
  3. yo tampoco la conocia la tendre en cuenta un saaludo.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, tengo mis dudas, porque lo de sensibilidad en vez de sensiblería me ha convencido, ya que yo tampoco soy muy de dramas románticos (sobre todo modernos = ñoños), pero es que tampoco estoy hecha al cine oriental... ¿terminaré como tus amigos? ¿veo la peli y dejo de dar la lata?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual terminas como mis amigos, que casi se vuelven locos. Cúrate en salud y ponte un clasico como Tu y yo o El bazar de las sorpresas XD

      Eliminar
  5. Hola, no conocía la peli pero seguramente alguna vez mencioné que no soy de mirar películas. En realidad tienen que insistirme mucho para que vea alguna, o tiene que intrigarme demasiado. Y actualmente la temática de esta película me haría pedazos xD jajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para pasarlo mal no vale la pena ver la película. Seguro que hay mil libros (y pelis, aunque no te gusten demasiado) que ahora mismo te harán más feliz, así que espero que los encuentres y levantes el animo.

      Eliminar

Gracias por comentar la entrada. Puedes tunear los comentarios con los siguientes códigos: enlazar (a href="url a enlazar") titulo enlace (/a). Escribir en negrita: (b) texto (/b). Escribir en cursiva: (i)texto(/i). Recuerda sustituir ( ) por < >

Blogging tips